Bellina Classic Festival 2019

Presents

Alexei Volodin

Special Guest

Roberto Braccini

The professor of technique. View more

About Us

Meet our artist

Enrique Parra

El talento natural de Enrique Parra. Hay pocas ocasiones en la vida en la que uno se queda congelado en su asiento mientras presencia algo único. Esta fue mi sensación la primera vez que escuché a Enrique cantar. Tenía una potencia y una expresividad natural que parecía que la música simplemente fluyera a través de él. Después de unos segundos uno entiende que es una voz sin elaboraciones, sin desgaste y aún fresca a pesar de su edad. Sin embargo encontré mucho campo para trabajar este talento natural. Pues hoy en día, en el mundo que vivimos hoy, el talento puro no es suficiente para sobresalir. En esta época de especializaciones y perfección técnica el talento puro es tan valioso como unos ingredientes de la mejor calidad en una cocina. Tener los ingredientes es básico, sin embargo la manera de elaborar y presentar dichos ingredientes es lo que marca la diferencia entre un cocinero de casa y un chef de alta cocina. El hecho de hacer la compra en el mismo mercado que un chef no te convierte en un profesional de la gastronomía. Ambos cocineros cuentan con los mismos ingredientes, pero de ahí a realizar una obra de arte hay un largo trecho. Es por esto que en el momento en el que me presentaron a Enrique vi inmediatamente los ingredientes de calidad que forman una voz única y humana, sin embargo vi también el enorme trabajo que quedaba por delante. Un trabajo no sólo de técnica vocal sino de cultura musical, ya que Enrique no ha vivido la vida artística que los músicos de formación experimentan, rodeado de colegas que discuten y se enriquecen mutuamente a través de conversaciones y veladas artísticas, aparte de la educación formal y experiencia artística que se recibe en una institución de estudios musicales superiores. El medio cultural en el que ha crecido Enrique lo ha privado de este enriquecimiento, pero tiene también una ventaja: esa de crecer sin pretensiones, sin falsas ideas de grandeza que agobian a mucha gente y les impiden ver la verdad como es. Y es esta ardua tarea la que me ha intrigado. La tarea de aprovechar esta simplicidad, esta sencillez y tratar de refinar esa voz virgen, como un diamante en bruto que debe ser trabajado, sin arruinar su naturaleza. Written by Ricardo Ali Alvarez